Mi Cuenta de Terapia
+569 90857932 | contacto@psicoterapiasonline.com

Comunicación Efectiva


"Uno de los pilares de las relaciones humanas es la comunicación, aspecto ..."


Uno de los pilares de las relaciones humanas es la comunicación, aspecto básico y fundamental para que la sociedad funcione. El tema es que muchas veces, la comunicación no genera los resultados que esperamos y terminamos por agravar situaciones o problemas por la forma en la cual nos dirigimos hacia los demás.
En este contexto, es necesario mencionar al autor llamado Paul Watzlawick el cual plantea uno de los principios de la comunicación que es relevante de destacar, “Es imposible no comunicar” dado que siempre estaríamos comunicando aunque no refiramos una sola palabra. Los gestos, nuestra postura, entonación de la voz, todas son formas de comunicar. Apuesto que te ha pasado que estás enojado/a pero no has dicho una sola palabra, sin embargo la otra persona que se encuentra contigo puede percibir tu incomodidad. Si te das cuenta, comunicamos aunque nos quedemos en absoluto silencio.
En terapia se puede observar cómo las personas tenemos problemas para comunicarnos y abordar problemáticas en las relaciones con familiares, pareja o con un amigo/a, tomando muchas veces la opción de evitar solucionar eso que nos incomoda o nos afecta.
Asimismo, existen errores habituales en la comunicación, asociados con la manera en la cual nos dirigimos, por ejemplo, volvernos críticos y agresivos al comunicarnos o no reconocer el momento adecuado para emprender una conversación. En el primer caso el contenido de lo que queremos decir queda en segundo plano, quedando solo en evidencia nuestro enojo y malestar. En el segundo caso, podemos hacer de la conversación algo totalmente infructuosos si utilizamos momentos inadecuados.
Considerando lo dicho anteriormente, es importante mostrar una manera sencilla de ejemplificar cómo sería una comunicación efectiva, en el siguiente ejemplo.
Te entregaremos 5 pasos que podrían servirte para comunicarte de manera más efectiva y que incluye lo planteado por los autores Marshall B.Rosenberg, Ph.D:
1. Expresa cómo te sientes en relación al problema: es decir “me siento preocupada al no recibir un feedback o retroalimentación acerca de mi trabajo”. Ten ojo con decir “me siento preocupada porque TU no me has dado un feedback”, ya que ahí estas responsabilizando al otro de tu sentir. La idea es que puedas hacerte cargo de tu emoción y poder trasmitírsela al otro sin caer en lo que siempre caemos, criticar o responsabilizar a los demás.
2. Solicita específicamente qué necesitas: La idea es ser concisos/as con lo que queremos, sin darnos tanta vuelta, ya que la idea es que el otro pueda entender lo que tu solicitas. Ejemplo: “Te quería solicitar que me puedas dar un feedback acerca de los informes que te envío a tu correo para saber qué te parecen”.
3. Pesquisar si el otro puede hacerlo: Generalmente nos quedamos en el punto 1 y 2 y nos olvidamos de saber si el otro quiere y puede hacerlo. Por tanto el paso tres es preguntar ¿Podrías hacerlo?
4. Establecer tiempos: Es posible que con la sola intención del otro no sea posible llegar a un buen puerto, así que es necesario verificar cuando el otro podría comenzar a realizar este cambio o solicitud. Ejemplo: ¿Podría recibir feedback cada vez que envío un informe?, De esta forma, queda claro si el otro puede o no puede y en qué momento que podrá concretar.
Valeria Poyanco Nieto
Psicóloga Clínica
Sucursal Viña del Mar y Terapia Online
Centro de Terapia del Comportamiento



Centro de Terapia del Comportamiento

*Importante: Si usted se encuentra en una situación de emergencia, crisis o riego vital debe acudir al recinto hospitalario más cercano. Terapia Online no atiende este tipo de situaciones.